sábado, 16 de julio de 2011

Alfileres de novia

Este será el último post en relación a las manualidades del mes de junio.

Hoy se casa mi prima. De hecho, mientras vosotros leéis estas líneas, yo he sido obligada a volver a meterme en un vestido (corto, para más inri) y a fingir que aún soy un poco femenina y todo. Hasta iré agarrada al Extremeño para favorecer esa imagen (si yo sufro con el vestido, él se viene conmigo, y de traje, ¡faltaría más!).
Ya pondré fotos si consigo salir favorecida en alguna xD, pero de lo que vengo a hablar hoy es del proyecto veraniego que más trabajo me ha llevado hacer: los alfileres de la novia.

Son curiosas las bodas. Normalmente todo gira alrededor de la novia (cómo será el vestido, cómo se peinará, si estará guapa), mientras que el novio, por lo general, se limita a ser su acompañante (en palabras de otro de mis primos, que ya se ha casado también, "un pegote que está en las fotos para que se sepa que la novia se casa con alguien"). No suele haber mucha expectación sobre la vestimenta del novio. Claro que tampoco es que tengáis mucho donde elegir (a menos que elijáis una cota de malla y tabardo, como será nuestro caso :P).

Frikis hasta que la muerte (u otra mala secuela de Indiana Jones) nos separe... Ains, que me pongo blandita y todo...
(PD/esta foto es de una boda de verdad, tenéis más fotos AQUÍ)

Siendo así, no es de extrañar que las bodas les hagan mucha más ilusión a ellas que a ellos (en este caso, él ya tiene la cabeza como un bombo con la dichosa boda xD).
En definitiva, si vais por parte de la novia, y especialmente si sois familia cercana suya y de sexo femenino, comprobaréis que hay un montón de detalles que ella quiere que sean perfectos y queden personalizados y preciosos... Esto de casarse por la madre Iglesia es como rodar una escena carísima de una película de acción: tiene que salir perfecto a la primera, porque no habrá más oportunidades.

Y uno de esos detalles insignificantes que sólo se hacen en las bodas más perfeccionistas, son los alfileres de la novia. Son esos alfileres que la novia (o quien ella elija, yo en este caso ^^U) reparte a las mujeres, y que sólo sirven para pincharse con ellos y/o para que terminen olvidados en el cajón de los trastos, si no en la misma mesa del restaurante.

Yo no sé de dónde sale esa tradición, pero sí sé que me ha causado una contractura importante ^^U En cuanto pase la boda tengo que ir al fisio urgentemente.

Y es que hace unos meses me ofrecí a ayudar a mi prima con los preparativos, porque se le acumulaba el trabajo, y me pidió que le hiciese los alfileres. Pero no unos alfileres cualesquiera, no:
Ella quería mariposas rosas como diseño para todos los detalles de la boda. Pero en ningún lugar vendían mariposas de fieltro del color que ella quería. De modo que este fue el proceso:

1.- Mi madre me encontró fieltro fino color rosa pálido (alabemos a Pontejos, tienen de todo). Hice en cartón duro una plantilla de una mariposa y procedí a marcar cientos de mariposas con bolígrafo rojo en el fieltro, para luego recortarlas. Y digo cientos de mariposas. Mi prima necesitaba 80 alfileres, y el diseño básico que me dio requería 2 mariposas por alfiler, eso son 160; más unos 20 alfileres que tuve que tirar porque los utilicé para ir haciendo pruebas. Haced cuentas.

Todas recortadas a mano... Yo ya veo mariposas rosas hasta con los ojos cerrados... (O__O)

2.- Compré alfileres largos, de 5 cm. Mi prima me pidió expresamente que los comprase sin bolita de color en la cabeza, así que tuve que darme un par de vueltas hasta que los encontré (irónicamente, los alfileres largos normales no abundan, pero si los quieres de colorines, los hay a cientos ¬¬*). Pegué las mariposas en ellos sólo por el centro, para que las alitas quedasen separadas. Hasta aquí, todo bien, este era el diseño básico que ella quería:


3.- Llegados a este punto, me di cuenta de que al recortar las mariposas, habían quedado algunas líneas de bolígrafo rojo muy visibles en los rebordes. Así que compré pintura metálica para tela, y tuve que ir diluyéndola en agua (para evitar pegotes... hice la prueba sin diluir y me cargué unos cuantos alfileres), y pintando con pincel el reborde de todas las mariposas, para tapar el bolígrafo. Esto fue lo que más tiempo me llevó.

4.- Como igualmente me parecían muy sosas, pasé por Pontejos de nuevo y compré dos paquetes de 100 bolitas en dos tonos de rosa, para ponérselos debajo a la mariposa (como ya he dicho, ella no las quería en la cabeza, así que tampoco las tenía todas conmigo; quería que el diseño final fuese sorpresa, pero me arriesgaba a que al hacerlo sin preguntarle no le gustasen).

Alfiler terminado

No iba a llevarle 80 alfileres en una cajita, para que se espachurrasen todos con el trabajo que llevaban detrás... Compré un ramillete ("bouquet", se llama la pijotada) con forma de flor en tonos rosas, porque me pareció más original una flor llena de mariposas, que los ramos sosos que venden por ahí.




Lo envolví con papel transparente para ramos de flores, para que los alfileres no se perdiesen:

Este lo hice para que se lo quedase la novia, porque la conozco y sé que quería uno de recuerdo:

Lo sé, lo sé... "rosa con rojo, patada en el ojo". Pero en la tienda no tenían estuches de ese tamaño en otro color el día que fui ¬¬*

Y hasta aquí llegó el trabajo maratoniano... Se lo di hace cosa de dos semanas y le gustó tanto que se ha estado pensando si usarlo como ramo de novia hasta la hora de repartir los alfileres xD
Por suerte, todo el trabajo ha merecido la pena ^^ Ahora sólo queda esperar que les gusten a las invitadas... (¡qué vergüenza tener que repartirlas, por Thor! ^^U)

Un abrazo a todos, hasta el próximo post ^^

3 comentarios:

shrek dijo...

uffff, que currada
Saludos

tita hellen dijo...

Qué manos niña! Si tu prima va a estar encantada, lo que pasa es que el estrés de la presión de "todo tiene que ser perfecto" cambia a las personas.

Por eso hay gente que contrata a personas para que se coman el marrón. Otros tiene familiares XD. Besotes

Rafa dijo...

Cielo santo... Eres una artistaza goblin, eso fijo. por cierto, estuve leyendo el otro post de la boda, y mola muchíimo. La verdad es que nosotros fuimos un poquito más tradicionales, aunque la entrada en el convite fue con el Carol of the bells de metallica (nos casamos cai en navidad), cortamos la tarta con una katana artesanal forjada por un maestro armero de tercera generación (regalo de Eva, que ya está bien que al novio no se le regale ná) y Eva fue con traje de novia... y converse de boda edición limitada de Metallica.
Me molan tus primos. mucho. y tu arte también.
Un fuerte abrazo!!