lunes, 11 de julio de 2011

Así pide la mano un friki

Hoy me toca divagar un poquito (aún estáis a tiempo de huir :P)...

Se acerca la boda de una de mis primas favoritas. Es el sábado 16, y ella está que se sube por las paredes... De hecho, lleva cosa de dos meses contando los días (^^U)
Dado que he participado en algún pequeño detalle del evento, a mi prima no le ha costado mucho contagiarme su entusiasmo, jejeje...
Estoy muy contenta por ella, porque sé la ilusión que le hace y el tiempo que lleva deseando que llegue el día ^^ (y se cuenta en años, no en meses).
Ah, y la odiaré mucho cuando vuelva del viaje de novios para matarme de envidia, con sus fotos de Las Vegas, Nueva York y Disneylandia ¬¬*

_________________________

Bien, dicho esto, os diré que en realidad, a mí no me gustan las bodas. Las tradicionales, al menos.
Veréis, el plan habitual de una boda al uso (y supondremos que por la Iglesia) es el siguiente:

1.- Una misa, para la cual te has tenido que preparar de antemano (y no me refiero sólo al ensayo general, sino a los cursillos prematrimoniales, y al hecho de tener que venderle previamente tu alma a la madre Iglesia, bautizándote a toda prisa si no quieres arder durante la ceremonia).

2.- Una comida/cena en la cual no sólo coinciden tus amigos de toda la vida y familiares cercanos (que son con los que realmente querrías celebrar tu boda), sino unas 100 personas más, así a ojo, que están ahí "porque tienen que estar", y no hace falta que os explique quienes son... Básicamente, todos los que no entran en el primer grupo xD

3.- Abrir el baile. Que por mucho que uno quiera imponerse y usar el "Nothing else matters" en vez del dichoso "Danubio Azul", es un momento incómodo en el que todo el mundo mira cómo bailas un vals, probablemente por primera vez en tu vida (salvo por unos cuantos ensayos, claro). Además, los novios abren el baile y luego ambos van pasando de mano en mano, empezando por los padrinos de boda, y luego por todas las manos en las que tengan la suerte (buena o mala) de caer.

4.- Seguir con el baile. Y en mi familia al menos, eso implica que hasta las 5 de la mañana como mínimo, de la discoteca no se escapa nadie.

Partiendo de que...
1.- No estoy bautizada. Ni ganas. Va en contra de mis principios (y de mis finales).
2.- En mi boda ideal sé perfectamente a quién invitaría; no se colaría por diplomacia nadie que no debiera estar.
3.- No me gusta bailar, y menos aún ser el centro de atención (aunque si es con Metallica o Blind Guardian no me dolería tanto :P).
4.- Odio las discotecas. Las odio (>.<)

... Creo que podemos concluir que para mí, celebrar una boda de la forma tradicional no tiene ninguna gracia. Ya bastante tengo con ir a las de los demás xD

(Por suerte, tenemos alternativas, y como ambos somos un par de frikis, no tenemos ningún problema en hacer una boda diferente ;p).
____________________________

Como digo, no me gustan las bodas, pero no puedo negar que me ponen blandita, y tienen algunos detalles bonitos que me hacen no renegar tanto de ellas, como el que os traigo hoy... Porque al hilo de la boda de mi prima, me ha venido a la cabeza un post que colgó Agramar hace tiempo en El Descanso del Escriba y que me encantó ^^ (podéis verlo aquí).

Os presento a Jason y Heather. Ambos son una cariñosa y entrañable pareja que tienen una web de pintado de miniaturas (aquí la podéis ver).


Cierto día, Jason decidió pedirle a Heather que se casase con él. Y su idea para pedirle matrimonio me sorprendió muchísimo: Conversionó a un marine espacial para que se pareciese a él mismo, arrodillado, y le encajó el anillo de compromiso. ¡A mí jamás se me habría ocurrido!

"Heather, tus ojos brillan como el resplandor de un Exterminatus, tu voz alegra mi corazón tanto como disparar mi bólter contra los asquerosos xenos, tus andares son armoniosos cual dreadnought cargando a la batalla... Eres la mujer de mi vida, ¿quieres casarte conmigo? (O al menos sujetarme el anillo, que pesa dos toneladas y media...)"

Heather, claro está, no pudo negarse ante algo así... ¿Qué chica en su sano juicio rechazaría una pedida de mano como esta? (suspiro).

...Vale, sí, quizá haya que ser friki de las miniaturas para apreciar el detalle... Pero no me negaréis que incluso si no os gusta el mundillo, el chico se lo curró xD Yo, desde luego, no habría podido negarme.

Y vivieron felices y comieron perdices...


Así que ¡aprended del maestro, chicos! Si estáis pensando pedirle matrimonio a vuestra pareja, sed originales, pensad en todas las posibilidades que tenéis... En este caso, el éxito está asegurado si sabéis elegir una miniatura que tenga un significado especial para vosotros dos ^^ (¿qué hay más especial que tu propia pareja con armadura de marine? xD).

Ahí queda la idea para quien quiera darle uso. Si se os ocurre algo tan original como esto (o queréis compartir vuestra experiencia), hacédmelo saber en los comentarios ;)


6 comentarios:

Rafael García Marín dijo...

el anillo en la miniatura es una idea espectacular... lo malo que joder, solo te casa una vez en la vida, y ya que te pones, coño pintate la figura con un poco más de gracia no? jajaja me la apunto... quién sabe...

tita hellen dijo...

Se dice que el creador de Magic inventó una carta y que la sacó en plena partida con su novia: si no te casas con tu contrincante, pierdes la partida.

O la tia era muy competitiva o le queria.

El marine es la leche! Besotes

Goblinoide dijo...

Volomir: estoy de acuerdo en que el pintado no es el mejor del mundo, pero lo mismo le pasó al pobre chico como nos pasa a todos, que tenía que dárselo cierto día en especial... y terminó dando las últimas pinceladas el día anterior a las 3 de la mañana xD
Si tú haces algo parecido, espero que pongas la foto... Pintada por ti, seguro que será espectacular ^^

Hellen: gracias por la aportación, guapa...¡Qué idea tan genial! (^0^) (y sí, debía de ser competitiva... supongo que en ese caso es una forma de asegurarte el "sí" xD)

Un abrazo a los dos ^^

la reina del hielo dijo...

jo, mola un montón. estoy de acuerdo contigo en que eso de la Iglesia y demás es un rollo patatero (aunque no soy tan detractora de los bailes, eso sí).

Fui a la boda de un colega friki que se casó por la iglesia (pero el cura era amigo, así que fue todo bastante bonito y entrañable) y luego los muñecos de la tarta de bodas eran chewakka y leia.

Si pudiese (y de aquí a un tiempo)celebraría la boda con la gente que quiero y sólo con ellos (mis padres son muy comprensivos con esto)y rollo medieval (siempre he querido casarme como en Robin Hood Principe de los Ladrones).

Goblinoide dijo...

Jeje... yo a ti te imagino casándote más a lo Invernalia, la verdad. Será por asociación de ideas xD
Jo, qué guay lo de Chewbacca y Leia xDDD yo sólo había visto la típica de Han Solo y Leia, pero explicaría muchos de mis problemas de melena el hecho de que la de mis padres hubiese sido la que tú dices... hmmmm...

Pues nada, si te casas en plan Robin Hood (qué genial esa peli, nunca me cansaré de verla) espeor que postees MUCHAS fotos ^^

Un besazo, guapa ^^

Symmetry dijo...

Yo ya lo tengo pensado. Y es simple: SPIDERMAN. Y sí... como la sangre se me vaya a la cabeza la vamos a liar xD

AHI QUEDA

Un abrazo :)