viernes, 19 de agosto de 2016

Tutorial básico de Zbrush, parte 1: Por dónde empiezo


¡Hola a todos!

Últimamente estoy bastante a tope con la escultura 3D. No mancha, no consume material y es bastante entretenida... Y estaba yo pensando que ahora que proliferan las impresoras 3D, es posible que a más de uno os apetezca probar.  Sé lo frustrante que es intentarlo sin ayuda de nadie... Yo tuve la suerte de que una amiga fantástica y mañosa me ayudó después de meses de darme cabezazos contra el muro, y desde luego, con ayuda es mucho más fácil.
Puede que ya hayáis probado alguna vez el programa, y hayáis hecho como yo: abrir, probar distintas herramientas, no entender nada, y cerrar el programa mientras el ordenador os enseña la cuenta atrás de autodestrucción. Si es vuestro caso, este es vuestro tutorial. Quizá si tenéis algo de manejo ya, os parezca muy para novatos. Espero que quienes no os habéis atrevido aún, u os habéis visto obligados a dejarlo, os desbloqueéis ;) El modelo de arriba lo he podido hacer con mis conocimientos actuales y son muy básicos, así que os animo a probar ^^

PD/ Todo lo que cuente aquí está enfocado a la versión 4R7 del programa, supongo que habrá variaciones con las anteriores. Pinchad en las imagenes para verlas ampliadas.
¡Vamos a ello!

 1.- LA INTERFAZ

Esta va a ser la parte más aburrida, aprender a ver qué narices es todo eso que sale en pantalla, dónde está cada cosa, y cómo usarlo para lograr lo que queremos lograr. En realidad, para esculpir lo básico se necesitan muy poquitas cosas de las que salen en el programa.


Pues esto es la interfaz del programa, vista en una pantalla de baja resolución como la mía. En la vuestra, si es mejor, se verá más pequeño y no se cortarán las opciones de abajo xD Os voy a ir explicando dónde está todo según lo vayamos usando.


Nada más abrir el programa, seguramente se os despliegue solito todo esto. Es la pestaña "Lightbox". Observad que hemos pinchado en la pestaña "Tool", para que nos enseñe las herramientas disponibles. En Zbrush se trabaja con "proyectos" a los que el programa llama "herramientas" (tools), y cada pieza separada de un modelo o proyecto se denomina "subtool", y aparecerá en una columna a la derecha de forma parecida a las "capas" de Photoshop. Lo veremos más adelante. 


Para empezar, hacemos doble click en una esfera, Polysphere, y hacemos click arriba a la izquierda, en "Lightbox", para cerrar este desplegable y poder ver el espacio de trabajo.



Si ahora hacemos click con el ratón en cualquier punto del escritorio y arrastramos, se nos creará la esfera. Cuando nos guste el tamaño, dejamos de hacer click. Y tenemos una bola de "masilla virtual" sobre la que trabajar.


Observad arriba, un botón resaltado en naranja que se llama "Draw". Mientras esté pulsado, podremos crear nuevas esferas, repitiendo el paso anterior.


Pero claro, puede darse el caso de que sólo queramos crear una esfera (este es el punto donde solemos dejar el programa, frustrados, si nadie nos explica por qué no dejan de salirnos figuras del pincel). Fijáos que al lado de "Draw" hay otro botón, "Edit". Si lo pulsamos, podremos empezar a trabajar en nuestra esfera, sin que se generen más cada vez que pinchamos en el escritorio. 


 Para centrar nuestro objeto en la pantalla, podemos pulsar F en el teclado. Nos aparecerá muy cerca, pero podemos acercarla y alejarla dejando pulsado CTRL y arrastrando, con el botón derecho del ratón pulsado.
Para girar libremente el modelo y verlo desde todos los ángulos, pinchamos el botón derecho del ratón y arrastramos. (Todos estos comandos parecen farragosos al principio, pero en un par de horas los acabas haciendo de forma bastante instintiva, prometido).
 A la derecha, de nuevo, hay más botones en naranja. Si pulsáis "Floor" os aparecerá el suelo (hacedlo u os arrepentiréis cuando vuestro modelo acabe torcido xD). Podéis también, en esos botones, cambiar la perspectiva desde la que se ve el objeto (es más fácil esculpir en ortogonal, pero cuando vayáis a imprimir tened en cuenta que el modelo saldrá tal y como se ve en perspectiva, y ahora no veréis diferencia porque es una esfera, pero luego se nota horrores. Id cambiando de una vista a otra mientras esculpís, para ir viendo cómo queda la cosa).


Para enderezar el modelo y ponerlo vertical u horizontal, o totalmente de frente, de perfil o de espaldas (vistas exactas de los ángulos del modelo, vamos, no a ojo), pulsad el botón derecho del ratón, arrastrad como si lo estuviéseis girando libremente, y mientras lo hacéis, pulsad el tabulador (la tecla con la flecha hacia arriba). Cuando el modelo no sea sólo una esfera, apreciaréis mejor el efecto.


Lo siguiente son nuestros "pinceles" o "brushes". Son las herramientas con las que vamos a trabajar la masilla. Están arriba a la izquierda, y por defecto al abrir el programa está seleccionado el pincel Standard, pero si pincháis en él se desplegarán los demás, en orden alfabético. 


Mi recomendación es que probéis todos sobre la esfera para comprender lo que hace cada uno. Aunque a priori haya tantos, os aseguro que a la hora de la verdad vais a usar muy poquitos. Yo en particular me defiendo usando solamente:
Move: "tira" de la masilla, alargándola hacia el punto donde la arrastremos.
Hpolish: aplana la masilla (muy útil para perfilar las formas y volúmenes iniciales en bruto, antes de empezar a detallarlos).
Standard y Clay: añaden "masilla".
Shash3: sirve para trazar surcos, más o menos estrechos y profundos.
Inflate: como su nombre indica, "hincha" la masilla sobre la que lo apliquemos.
Pinceles de corte: Hay varios pinceles que hacen cortes en el modelo u ocultan partes de él, pero no están en el mismo desplegable que los pinceles normales. Para verlos, dejamos pulsado CTRL + Tabulador, y veremos que cambia el icono del botón que abre el desplegable de los pinceles normales. Ahora podemos seleccionar los pinceles de corte. Para usarlos, tenemos que tener pulsados los mismos dos botones mientras "pintamos", ya que de lo contrario el programa vuelve al modo de pinceles normales.

Hay otros pinceles que uso puntualmente, pero veréis que en el fondo cada uno se habitúa a 5-6 pinceles y con esos va que chuta (si hay quien esculpe con un solo pincel de goma y un cúter, ¿por qué virtualmente vamos a necesitar mil cosas?).



Podemos "suavizar" la masilla que hemos puesto, como si le pasásemos el dedo por encima, dejando pulsado SHIFT y pintando sobre ella con el ratón. Como veis, cuando tenemos pulsado SHIFT el puntero cambia de color y se vuelve azul. Si hemos hecho una forma muy abrupta podemos suavizarla así.



Todos los pinceles hacen su acción Y LA OPUESTA. Por ejemplo, si un pincel añade masilla (como el Standard), pero en una zona queremos vaciar/quitar masilla, con el pincel seleccionado pulsamos ALT. Mientras tengamos ALT pulsado, el pincel quitará masilla en vez de ponerla.


Para cambiar el tamaño, el rango de acción y la intensidad o fuerza del pincel, tenemos arriba estos reguladores (Draw size, Focal shift y Z intensity, respectivamente). Si esculpís con tableta y pen, la intensidad del pincel la calculará el mismo pen por presión, pero si esculpís con el ratón (menos recomendable aunque para nada imposible), podéis regularlo aquí.


La opción de Máscara ("mask") seguramente os suene de Photoshop. Consiste en "enmascarar" una zona del modelo para que los cambios no le afecten. En la foto podéis ver cómo la máscara impide que la zona sombreada se deforme. Para hacer una máscara, dejamos pulsado CTRL y "pintamos" la máscara sobre la zona deseada con el ratón, como si fuese un pincel más. Veréis que el puntero se pone amarillo.


Otra forma de aplicar la máscara es mantener pulsado CTRL, hacer click FUERA del modelo, y arrastrar creando un recuadro que termine cubriendo la parte deseada del modelo. Después, dejamos de hacer click y se crea la máscara.

Podemos invertir la selección de la máscara, pulsando CTRL y haciendo un click FUERA del modelo.


Y para quitar la máscara del todo, con CTRL pulsado, hacemos click FUERA del modelo y arrastramos, creando un recuadro pero sin meternos en el modelo. Luego, dejamos de hacer click, y desaparecerán el recuadro y toda la máscara.


Historial: sobre el escritorio, esa barra que se va rellenando es el historial con todos los pasos que habéis dado, y hay un historial independiente para cada pieza de vuestro modelo. Podéis deshacer pasos pulsando CTRL+Z, o podéis moveros por el historial adelante y atrás. Pero tened en cuenta que si os movéis hacia atrás y hacéis una acción nueva, se perderán todas las siguientes acciones que hubiese guardadas en el historial (lo habitual es que el programa nos avise de ello antes de dejarnos continuar, por si las moscas).


Más cositas: si bajáis por la columna de la derecha del escritorio, veréis que ahí están las subtools, que son las piezas del modelo (habrá más conforme creemos otras). Todas las pestañas de esa columna son desplegables. Si desplegáis "Subtool", veréis cada pieza, y podréis ocultarla (pinchando en el símbolo del ojo), renombrarla, duplicarla, unir varias de ellas en una sola (Merge), o volver a separarlas (Split), etc, como haríais con las capas en Photoshop. Desde aquí también podemos insertar nuevas tools (por ejemplo, yo en una de las siguientes fotos he insertado otra esfera para simular un ojo básico).

Si os acordáis, hablábamos al principio de los botones "Draw" y "Edit", arriba. Al lado de estos botones podéis ver otros, que se llaman "mover" (move), "escalar" (scale) y "rotar" (rotate). Mientras tengáis seleccionada y visible una subtool, podréis pinchar en estos botones y cambiar piezas de tamaño, o moverlas de forma independiente, o girarlas (aquí tenéis un vídeo para que veáis cómo se hace, más fácil que por escrito).


Simetría: Si queréis hacer un objeto simétrico, trabajando los dos lados a la vez, tenéis que pulsar X en el teclado (no hace falta dejar la tecla pulsada). Aparecerán dos punteros, y podréis ir trabajando en las dos mitades al mismo tiempo. Si no os aparecen centrados, es que la parte frontal de vuestro modelo no está donde creíais :_____D Para desactivar la simetría, sólo hay que volver a pulsar la X. 
No olvidéis dejar la opción de simetría pulsada mientras trabajéis, o perderéis horas de trabajo... y es un error común, esculpir en un lado sin fijarse en el otro hasta que es tarde >_____<


Espejo: cuando hemos insertado una subtool (ver más arriba mis comentarios sobre la pestaña de Subtool), podemos querer espejarla, o duplicarla simétricamente en espejo. Es el caso de los ojos, por ejemplo. Yo he insertado una esfera que simula un ojo, la he escalado y movido hasta su sitio. y ahora quiero que aparezca otro "ojo" simétrico.
Vamos arriba del todo del escritorio, donde pone "Zplugin", y en el desplegable pulsamos "Subtool master" y "Mirror" (Espejo). Nos ofrecerá varias opciones. Si duplicamos el objeto en el eje x (horizontal), aparecerá el otro ojo. Es elección nuestra si queremos que el segundo ojo forme parte de la misma subtool o no. En mi captura podéis ver que yo le dije que no, que quería una subtool aparte, y ahora me aparecen tres subtools en la columna derecha: la esfera principal, y cada uno de los ojos. Puedo trabajar en unos o en otros seleccionando la subtool adecuada en esa columna. Os recomiendo que piezas que no vais a mover de sitio de forma independiente, como los ojos, los unáis en una sola subtool (desde Subtool > Merge).

 Para guardar nuestro proyecto, vamos a "Save As", arriba a la derecha. Podemos guardar el proyecto completo, .ZPR, que pesa muchísimo y conserva todos los pasos del historial (muy recomendable tener siempre una copia guardada actualizada), y podemos guardar una versión más pequeña, llamada "ZTool", con la terminación .ZTL, que sólo guarda el trabajo en su estado actual, SIN historial. Es lo ideal para llevar en el pendrive de un lado a otro. Luego podéis abrirlo y seguir trabajando sobre él con normalidad, y guardar los avances como .ZTL y como .ZPR en cualquier momento. 
Importante: Cuando le damos a "Save As", como acabo de decir, el programa por defecto suele guardarnos sólo el archivo ligero, el .ZTL. Luego, cuando le demos a la X de la esquina inferior derecha para cerrar el programa, nos preguntará si queremos guardar el proyecto. Le diremos que sí, y esta vez sí, guardará el archivo pesado, .ZPR.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Bueno, pues hasta aquí la interfaz... Sé que es un rollo patatero, pero sin que hayáis cacharreado y localizado todo en el escritorio no puedo seguir explicando, así que si os interesa, id probando lo de crear una esfera y cacharrear con los pinceles sobre ella hasta que le pilléis el punto un poco a los atajos de teclado básicos, y pondré un par de tutoriales básicos más ^^ Con eso ya debería seros suficiente para crear lo que vosotros queráis, y seguir aprendiendo nuevos trucos del programa.

¡Un abrachucho!


viernes, 3 de junio de 2016

WIP: Dryad

Años después, y muy despacio, pero... Gracias a una buena amiga y mejor profesora, parece que por fin le estoy cogiendo el truco al ZBrush ;)


martes, 23 de febrero de 2016

Tutorial: máscara de Lady Deadpool (o cómo hacer patrones a medida)


Os traigo hoy el tutorial de la máscara que me hice de Wanda Wilson (Lady Deadpool) para ir al estreno de la película de Deadpool... Pero sobre todo, es un tutorial con el que aprovecho para enseñaros el método con el que, con mi escasa visión espacial, me hago los patrones que necesito en cada ocasión, a mi medida. Este método es aplicable a todo, desde trajes hasta peluches, y cualquier cosa que podáis necesitar. ¡Espero que os sea útil!
______________________________________

Para el patrón sólo vais a necesitar cinta de carrocero, papel transparente de cocina y unas tijeras. Y la forma que queréis reproducir: un muñeco, un maniquí, o a vosotros mismos. 


1.- PAPEL TRANSPARENTE

Lo primero es cubrir con el papel la superficie a replicar. Si estáis haciendo un patrón de vuestra cabeza, da igual cuántos recortes tengáis que poneros de papel transparente, no hace falta que sea una sola pieza (veréis que sobre sí mismo se adhiere muy bien aunque lo rompáis), pero dejad aberturas para la boca y los ojos. Es preferible dejar el agujero para respirar por la boca, en vez de por la nariz: el patrón se deforma menos.
También sería lo ideal que para los patrones de la cabeza utilicéis un maniquí de esos de corchopan, u os hagáis uno con la forma de una cabeza de tamaño real, arrugando papel de periódico y poniendo trozos de celo para sujetarlo con la forma deseada.
Yo utilicé la cabeza de una muñeca, porque en el caso de la cabeza es algo difícil hacer el patrón sobre uno mismo sin ayuda (y sin ahogarse), y después amplié el patrón.


2.- CINTA DE CARROCERO

Si podéis, haced que alguien os ayude con este paso si estáis haciendo vosotros mismos de maniquí. 

Vamos cortando trozos de cinta y las pegamos sobre el papel transparente, cuidando de mantener la forma lo más fiel posible a la forma del "maniquí" de debajo.Queremos un patrón lo más fiel posible, si no al maniquí, alterándolo hasta la forma que pretendemos conseguir. En mi caso, le di la forma de la máscara, sin relieve ninguno en la parte de la boca.



3.- DIBUJAR EL PATRÓN

Es momento de dibujar ahora los sitios por los que se unirá la tela entre sí. Como veis, yo he dibujado la forma de la máscara. Intentad que al menos, uno de los dos lados del patrón quede perfecto (luego sólo tenéis que duplicarlo para que quede simétrico). Fijáos en las costuras que ya tiene el modelo que pretendéis reproducir. 


Además de las líneas del dibujo de la máscara, tenéis que dibujar ahora las líneas donde puede haber una costura. Por ejemplo, siguiendo la línea de la mandíbula, o la línea que separa vuestro cuello de la parte inferior de vuestra barbilla. Cualquier lugar en el que la tela forme una "esquina", es una costura, no un doblez de la tela.


4.- LIBERAR EL PATRÓN

Con cuidado, con unas tijeras o un cúter (NO OS ACERQUÉIS UN CÚTER A LA CARA, U OS CAPO), cortamos el patrón por una de las líneas que hemos dibujado. Todo lo que sea necesario, para poder quitar el patrón de encima del maniquí. El lado pegajoso de la cinta de carrocero se habrá pegado al papel transparente, por lo que el patrón saldrá con facilidad:

5.- APLANAR EL PATRÓN Y PASARLO A LIMPIO

Separamos el patrón en piezas, cortando por las líneas que hemos dibujado. Después, estiramos las piezas sobre una superficie plana. Si una de vuestras piezas tiene forma redondeada, hacedle unos cortes en los bordes hasta que al desplegarla sobre la mesa quede plana (para recuperar la forma curvada, luego tendréis que recordar volver a coser los cortes cuando hayáis pasado el patrón a tela).

En mi caso, la tela era elástica y la máscara no tenía orejas, por lo que pude obviar directamente el relieve de las orejas, y aplastar el resto del patrón para dejarlo plano; si hubiese querido mantener la forma de las orejas, habría tenido que hacer otra línea de costura por donde está el doblez central de la pieza:


Una vez que hemos estirado el patrón, podemos pasarlo a limpio repasándolo sobre un papel. Yo repasé la mitad de cada pieza sobre un papel doblado a la mitad, y luego recorté la pieza y desdoblé el papel, para obtener dos mitades simétricas. Y estas fueron las piezas resultantes:

(IMPORTANTE: En el caso de esta máscara en particular, os recomiendo que si vuestra tela no es muy elástica, ensanchéis el patrón en la zona del puente de la nariz, por toda la zona donde pasa la línea verda de la foto). 

Este es el patrón de la máscara de Lady Deadpool, que es totalmente redonda en la coronilla porque justo ahí hay un agujero para que saquemos la coleta. Si queréis haceros la de Deadpool, con el pico en la coronilla, aseguráos de hacer esa forma sobre la cabeza (con papel de periódico o lo que prefiráis) cuando estéis creando el patrón. Las costuras irán en distintos sitios, yo os recomiendo que hagáis una forma de "pico" hasta la punta de la coronilla en la pieza central, y luego una pieza extra en la parte trasera de la cabeza, que también acabe en pico en la punta de la coronilla. 


Como veis, en mi patrón hay una pieza en forma de media luna: es para poner debajo de la barbilla. Yo os la recomiendo, la máscara queda mucho más parecida, y se mantiene mejor en su sitio, como una segunda piel. Pero no la hagáis muy ceñida a vuestro cuello o será asfixiante.

6.- HACER EL PATRÓN A NUESTRA ESCALA (sólo si es necesario)

Estamos suponiendo que haréis vuestro patrón directamente del tamaño que tendrá al final, sobre vuestro cuerpo, así que si es así, podéis saltaros este paso. Repasáis el patrón de "tamaño persona" sobre el papel continuo del IKEA, que cuesta 3€ el rollo, y arreglado.

Pero como os he dicho, en mi caso lo hice con una muñeca cuya cabeza mide 1/3 de lo que mide la mía. Así que después de fotografiar el patrón, tuve que hacerlo a mi medida. Lo hice así:
Como podéis ver, en la foto de arriba hay una línea verde. Esa es la medida desde mi barbilla hasta el rabillo de mi ojo, que en mi caso mide 11'5 cm. Todo lo que tuve que hacer fue ampliar el patrón en el ordenador hasta que la línea verde medía lo que tenía que medir. Simple y efectivo. 

Y luego lo calqué directamente de la pantalla porque la impresora no funcionaba. Pero eso nadie tiene porqué saberlo.

 

Y ya tenéis vuestro patrón hecho a medida. Este método sirve para todo lo que queráis: podéis haceros un traje, o una armadura... El sistema es el mismo, vosotros elegís qué (o a quién) usáis de maniquí, y en qué material copiáis el patrón. Bajo estas líneas podéis ver una armadura de goma eva que me hice en cierta ocasión de la misma manera:



7.- EL RESTO DE LA MÁSCARA

Volviendo a la máscara de Lady Deadpool... Lo siguiente que necesitaréis es una máscara de carnaval rígida que os asiente bien en la cara, unas medias blancas de rejilla de algodón, polipiel negra (opcional), pegamento para tela, superglue (sólo si usáis polipiel), y tela elástica roja, y también negra, si no usáis la polipiel.

Mi máscara de los chinos era de cara completa, pero sólo necesitaremos la parte de la frente completa (hacedme caso, luego se agradece que la máscara tenga frente), ojos, y hasta debajo de la nariz, y un poco más. 
 Podéis ver que le garabateé encima la forma del antifaz de Deadpool, para ver hasta dónde llegaba la parte inferior del rombo negro del ojo. Es importante que lo hagáis, para no cortar demasiado: los rombos no pueden quedar en el aire, tenéis que pegarlos en la máscara. 
Y mantened intacto todo el puente de la nariz de la máscara, porque si lo quitáis, la licra aplastará vuestra nariz, y la máscara será mucho más claustrofóbica, además de que os hará un perfil extraño.
Si cortáis la máscara y es de plástico, es importante que suavicéis los cantos después con papel de lija.

A partir de aquí el método tiene dos variantes: Si habéis decidido hacer los rombos de los ojos con polipiel, es el momento de coger el superglue e ir pegando la polipiel a la máscara rígida. Empezad por el puente y laterales de la nariz, ubicad los ojos, haced un par de cortes donde van los ojos para que la tela se ajuste mejor a la forma, e id poco a poco pegándola, desde el centro hacia afuera. Os llevará un rato, así que paciencia. Repasad con superglue las zonas donde queden burbujas, y apretad hasta que la polipiel se ajuste bien a su sitio:


En caso de que tengáis que hacer algún corte para evitar arrugas, como fue mi caso, hacedlo en la frente, que quedará tapada con tela roja después:


Finalmente, doblamos la polipiel para formar los ojos y recortamos la polipiel sobrante de alrededor de la máscara. No se deshilacha, así que no le hagáis dobladillo, o se verá mucho el el relieve del borde de la polipiel sobre vuestra mejilla bajo la máscara.

Y pasamos a la costura. Importante: antes de hacer nada con la tela, siempre, planchadla. Si no, es posible que el resultado salga bastante deforme. Si vuestra tela es de algún tipo de algodón que encoge al lavar, recomiendo que la lavéis antes de nada, para que se reduzca ANTES de tener hecho el traje. Nos ahorraremos un disgusto.

Yo en tela roja necesité un trozo de 50 x 60 cm. Poned las piezas del patrón sobre la tela (todas en el mismo sentido de las fibras del tejido), marcad su contorno en la tela y recortadlas dejando al menos 1 cm extra para coserlas entre sí.


No puedo enseñaros a coser también, pero si nunca habéis cogido una aguja, hay miles de tutoriales en Youtube ;)  Cosed primero las costuras de los bordes de los rombos de los ojos (estas al menos, recomiendo hacerlas a mano. El resto podéis hacerlas a máquina):


Después, las costuras de la barbilla y de la frente:



Y este es el momento de que cojáis vuestro pegamento para tela, coloquéis la tela en su sitio y comencéis a pegar con cuidado los contornos de los ojos a la polipiel. En mi caso, el pegamento era transparente pero se veía al traspasar la tela. Vi que traspasaba una capa de tela, pero no dos, por lo que al ponerlo bajo la tela doblada del dobladillo, quedaba bien. Así que tened cuidado de echar pegamento sólo en el dobladillo, e ir muy despacio. De nuevo, empezad por el rabillo del ojo, y luego id de adentro hacia afuera.
IMPORTANTE: NO peguéis la tela con superglue. Jamás. Traspasará y se verá, no importa el número de capas de tela que pongáis. No arruinéis el trabajo por no tener la paciencia de esperar a que se seque el pegamento para tela :___D Recomiendo que cojáis un trozo de polipiel primero, y probéis a pegarle trozos pequeños de tela, hasta que sepáis cuánto tarda en pegar vuestro pegamento, y si traspasa o no vuestra tela.


Una vez solucionado el contorno de los rombos, ya podréis terminar de coser el resto de las costuras.

Si pretendéis hacer los rombos negros de tela también, en vez de polipiel, no tendréis que preocuparos por el pegamento. Cosed primero los rombos a la pieza roja central, luego a las laterales, y después cosed las costuras de la barbilla, y por último las de la frente. Si estáis haciendo la máscara de Lady Deadpool, con el agujero para la coleta, dedicad algo de tiempo a rematar bien el agujero para que no se deshilache.

Llegados a este punto deberíais tener algo así:

  
Ahora es cuando más apreciaréis haber mantenido el puente de la nariz de plástico...

Aquí podéis hacer una pausa para cenar acorde a la ocasión. Yo lo hice.

Antes de hacer nada más, terminamos de hacer los ojos:
Lo que yo usé fueron unas medias de una amiga, que las cedió a la Ciencia amablemente. Si ampliáis la foto veréis que el punto es grueso, pero lo bastante tupido como para que aunque veamos a través, no se nos vea a nosotros. Si estáis pensando en haceros algún tipo de máscara, lo recomiendo encarecidamente, se ve sorprendentemente bien:


A la izquierda, lo que se ve desde fuera. A la derecha, lo que se ve desde dentro. Y se ve mejor que en la foto.

Cortamos un par de trozos de media, y los pegamos con superglue: primero, poned pegamento arriba y abajo, y para mantenerlo en su sitio, ponedle encima un poco de cinta de carrocero. Después, poned pegamento a la izquierda y a la derecha del ojo, y más cinta de carrocero.


Yo tenía la intención de quitarle la cinta de carrocero una vez seco el pegamento, pero os recomiendo que la dejéis (como finalmente hice), porque es mucho más suave y cómoda que la polipiel y la media que hay debajo. Lo agradeceréis cuando llevéis la máscara puesta.


Por último, sin patrón ni nada, corté una franja de tela de unos 50 cm de largo por 12 de ancho y la cosí alrededor de toda la boca inferior de la máscara. Esto sirve tanto para taparos el cuello, como para que os sea más fácil poneros la máscara, al tener más tela de donde agarrar (y con una sola costura, que la hace más elástica que la boca de la máscara sin más):

Y diréis: está sin rematar por abajo. Sí, lo está. Si le hacéis un dobladillo, o se lo hacéis en zigzag o la tela perderá elasticidad, con lo que os costará mucho meter la cabeza por el cuello de la máscara.

Y aquí la tenemos, nuestra máscara terminada. Recomiendo ponérosla con una camiseta de cuello alto:




¿Cuánto se tarda? Como yo estuve de exámenes y entregas casi hasta el día del estreno, tuve que hacer todo el proceso en menos de 24h. Ya veis que no se tarda tanto (y menos que habría tardado si la tecnología no me odiase. Mi máquina de coser lleva unas semanas estropeada >____< Así que me tocó coserlo absolutamente todo a mano).

* * *

Nota final: Este tutorial, lo he dicho ya, os sirve para cualquier cosa. Cualquier cosa. Si no tenéis un maniquí, podéis hacéroslo arrugando papel de periódico con la forma deseada, y sujetándolo con mucho celo. Podéis crear vuestros propios peluches de esta forma (creando de cero vuestro maniquí), o clonar alguno que ya tengáis. No dejéis de experimentar, a ver qué sois capaces de hacer ;D ¡Un abrachucho!