lunes, 30 de abril de 2007

El amor verdadero



Un hombre de cierta edad vino a la clínica donde estoy de voluntaria para hacerse curar una herida en la mano. Tenía bastante prisa, y mientras le curaba le pregunté qué era eso tan urgente que tenía que hacer.
Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer, que vivía allí. Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un alzheimer muy avanzado.
Mientras acababa de vendarle la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.
"No", me dijo. "Ella ya no sabe quién soy. Hace casi cinco años que no me reconoce."
Entonces le pregunté extrañada:
"Y si ya no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas?"
Me sonrió, y dándome una palmadita en la mano, me dijo:
"Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella."

Tuve que contenerme las lágrimas mientras salía, y pensé:
"Esa es la clase de amor que quiero para mi vida".

El verdadero amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico.
(relato tomado de una página web)

Para Sergio...
Ojalá tu abuelo no tuviera que pasar por esto. Ojalá esta enfermedad no existiese, ojalá no le tocase siempre a quien menos se lo merece. Pero él puede considerarse muy afortunado de contar con vuestro cariño. Sabes que para lo que necesites, siempre me tendrás aquí.
Y deséale un cumpleaños muy feliz a tu abuela ^^ Espero que hoy lo paséis muy bien todos juntos...
Un besito

2 comentarios:

Aura dijo...

Me ha tocado vivir esa enfermedad, se lo dura que es. Nada te ata en ir a verlos aparentemente, nada ecepto tu
ú. Es cierto que parecen no conocer, peor son como niños de nuevo, "niños grandes" que quiero pensar, que pese a que no sepan quien eres, si saben como te portas con ellos. Que no sepan reconocer quien les da cariño, no significa que no lo valoren. Además, siempre recuerdan pequeñas cosas, nombres, y por tanto yo creo qeu ta,bién sensaciones, olores... Tras sus miradas perdidas en ocasiones, se puede dar un mundo entero, y en ese mundo tienes que estar niño, por que el lo sabe; porque sea donde sea donde vayamos todos, cuando vaya sabrá que eras tú. Las sensaciones, las caricias, los besos son hermosos si son de corazón los de quien los de, y eso, estoy segura, que le llenara de vida. Muchísimo ánimo Sergio, que sepas qeu nunca defraudan con lo que expresan, quizá porque puedes estar seguro, de que dicen la verdad ;). Recuerda una frase: "No dejes que la corriente te arrastre, pero solo puedes dejarte llevar" Un besote.

goblinoide dijo...

Gracias por el apoyo para Sergio, Aura... Sé lo mucho que le afecta que su abuelo esté así, y no hay mucha gente que lo entienda... Esta enfermedad es de las peores cosas que pueden pasar en la vida, y no sólo afecta al que la sufre, sino a todos los que le quieren...
Un abrazo