martes, 20 de marzo de 2012

Muerte y destrucción ¬¬*

Sigo algo desaparecida estos días, mil perdones... Aún sin tiempo para contestar a vuestros comentarios u.u No debería ni estar en el ordenador ahora mismo... Pero es que si no posteo esto, reviento.

No es la primera vez que hablo en este blog del movimiento MEMPEC ("Métete El Móvil Por el C..."). Año tras año, desde que todo hijo de vecino puede tener un móvil independientemente de que sus padres lleguen o no a fin de mes, venimos sufriendo un fenómeno muy molesto en el transporte público: el de las criaturas adolescentes (y no tan adolescentes) sin educación ni empatía ninguna que de verdad creen que la mejor forma de impresionar a quienes les rodean es poner a toda h*stia su música en el móvil. Doblemente insoportable por el hecho de que su "música" generalmente es una bazofia (reggaeton y similares).

MEMPEC es un movimiento que surge para unir a todas aquellas personas que tienen que sufrir o no están de acuerdo con los que ponen la música a través del altavoz de su móvil en lugares públicos.

Después de años y años de pedirles educadamente que bajen el volumen una y otra vez, de recordarles que los cascos no cuestan nada en las tienda de los chinos, y de intentar que se den cuenta de que su ruido nos pone de mala h*stia en el mejor de los casos, y visto que todo ello no funciona, ayer decidí probar una nueva estrategia: contraatacar.

Iba yo en el tren con dos maromos al lado, con sus crestas de gomina a lo Fido Dido (¿¿de verdad pagan para que les hagan ese despropósito en la cabeza??) y su dichoso móvil a todo volumen, con una mezcla herética de reggaeton y hip hop. Si en el Averno hay banda sonora, debe de ser algo parecido a eso (se trata de torturarnos, no creo que nos regalen una eternidad a ritmo de Metal, por muchas esperanzas que nos den por ahí).

Además, su "música" se la soplaba hasta a ellos, porque no escucharon entera ni una canción, simplemente daban por saco con media canción-bazofia y luego ponían otra canción más bazofia todavía. Todo esto, con un móvil chatarrero que tenía una mi*rda de altavoces, que mezclaban el ruido habitual de las "canciones" con más ruido todavía.

Cuando mi vena de la frente empezó a palpitar con vida propia, saqué mi móvil (que, feliz coincidencia, que tiene unos buenos altavoces), subí el volumen al tope, y empecé a martillearles con Fury of the Storm:


¡¡SUFRID LA IRA DE THOR, MALDITOS!! (¬'¬*)

Ante aquello, los dos mamarrachos finalmente parecieron captar el mensaje, pararon la música, y yo hice lo propio, aliviada (la dejé un poco más, por si volvían a la carga... y porque estaba en mitad del solo de guitarra xD y eso que no son de los mejores grupos).
Pero lo más acojonante del asunto fue que uno de aquellos canis parásitos aún tuvo el MORRO de decirme: "Qué falta de respeto, ya podías bajar el volumen".

...Creo que mi cara de odio en ese momento habría sido capaz de derretir piedras.

Al poco volvieron a poner la "música". Por suerte, la siguiente parada era la mía y no tuve que aguantarles más. Eso sí, el resto del vagón finalmente les pidió que apagasen aquel trasto de una vez, y supongo que les hicieron caso.

En conclusión: como ellos no consideran que estén faltando al respeto a nadie con su pseudo-ruido, siento decir que el método del contraataque tampoco ha tenido éxito.
Pero qué demonios, te quedas bien a gusto xD... Desde aquí, os recomiendo encarecidamente que hagáis lo mismo, a ver si de aquí a unos años se les quita la tontería a esos niñatos (aunque sólo sea porque no oyen su móvil por encima del vuestro).

Un abrachucho a todos ^^

7 comentarios:

Feuermann dijo...

Lo he sufrido, y por poco me lanzo a arrancarles la cabeza, soy asi de bestia, cualquiera dice que soy de ciudá)

Son capullos porque no dan más de sí >.<

tita hellen dijo...

Me llegan a decir eso y les propongo una pacto de no agresión molón "queda claro que no me gusta tu música y creo que has pillado que a mi no me gusta la tuya, tu quitas la tuya y yo no te molesto con la mia!".

Y sino, les tiras del vagón... en marcha. Besotes

Luis Ed(Agramar) dijo...

Yo llevo el mp3 a todo trapo y hoy iba a Latina escuchado Satiricon en el cercanías.Os podéis creer que yo con cascos no oía la canción KING(poneos el vídeo en Youtube para que la escuchéis)y oía mas a un tío dos asientos lejos de mi con su móvil a todo trapo?Se hasta entendía la letra!
Y lo cojonudo es que no los demás no les dicen ni pio...
Ni pacto ni ostias, a las vías de cabeza.
Saludos!

Tziliar dijo...

Lo que cuenta Agramar a mi mas de una vez me ha pasado (mas sangrante es cuando estas dentro del coche y se pone uno al lado con la musica a toda leche y no escuchas la tuya ni con ventanas cerradas). Yo la verdad es que ha llegado el punto en que he desarrollado mi cerebro de manera en que se pone en modo off y no me entero de nada xD.

Demostrado está que discutir con chusma no da resultado.

P.D: Hace poco llevaba a unos amigos de mi novia en el coche y yo con mi musiquita flojita que para algo es mi coche, pues va uno de los impresentables (podría hablar largo y tendido de lo que pienso de algunos de sus amigos) y me casca: Quita esta musica que es un rollo, yo para no discutir la quito, cuando el aborigen este pone el movil... Primero mancilló mi coche que es un templo del metal incorrupto y luego que conducia yo, en mi coche y no me salia de los bajos escuchar caca de ñu moscaficada, así que después de un buen rebote y un par de palabras muy feas puse mi musica y todos calladitos que estubieron mucho mas guapos. Con todo este cuento que os he soltado lo que pretendo decir es que estos indigenas no respetan nada y por lo que vi tras la discusión son incapaces de entender otra postura que no sea la suya.

carlos_chaotic dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices. Pero más gore aún es de los adolescentes o no-tan-adolescentes esos que decías, es ver que tienen cascos puestos y aún así enterarme de todo.

Un saludo.

Espia disforme dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que dices. Es una falta de respeto.
Y voy aún más allá:

¿No resulta increíblemente deprimente ver a la gente cada uno enfrascado en su movil, mirando la porquería-social de turno?

Parecen autómatas leñe. No hay ya interacción de ningún tipo. Hay adicción. Alcohol, drogas, musicas estridentes y ahora esto de estar "conectado" las 24 horas. ¿Conectado? Pero si lo usan sólo para el cotilleo más intrascendente...

Pero nada, luego hay que aguantar encima que digan que la gente rara es la que le gusta leer, la historia y otras inquietudes, la fantasía, la ciencia-ficción y las aficiones creativas...

En fin.

Alviro dijo...

Espía, he estado en Japón y tienes que ver como está la gente de 'enfrascada' allí... Babylon total vaya!!

Pero es a lo que nos dirigimos cada día, nuestro mejor amigo, el móvil, nuestro mejor consejero Google, y nuestro íntimo en casa, un perrito...

¿Y las personas? Bah, solo dan problemas. En fins!!

Por cierto, con respecto al tema d elos cascos... KILL THEM WITH FIRE AND METAL.