sábado, 8 de octubre de 2011

El país de la pandereta ¬¬*

Ya sabéis que suelo intentar no mezclar mis cabreos no-frikis con el contenido de este blog, que no fue creado para generar polémica. Pero creo que esto nos importa a todos, y que es absurdo no mojarse.
Así que hoy os presento dos supuestos, para ejercitar la neurona ;) También os recomiendo que le echéis un vistazo a esto y a esto.

Nos vemos en la próxima manifestación.



SUPUESTO A:

En los garajes de una comunidad de vecinos, aparecen humedades que amenazan la estructura del edificio, y se acuerda una derrama para pagar la reparación. Todos los vecinos pagan su parte del precio, que va a una cuenta común gestionada por el actual presidente de la comunidad. El presidente tendrá que encargarse de contratar a la empresa de reparaciones y realizar el pago en nombre de todos los vecinos. Resumiendo, todos los vecinos ponen su dinero, que el presidente debe gestionar para el beneficio común.

Sin embargo, el presidente decide no pagar a la empresa que habían decidido entre todos, y en vez de eso le compra en secreto un coche de alta gama a un amigo suyo al que debe un favor. El dinero de todos, en definitiva, es invertido en una propiedad privada que ninguno de los vecinos podrá disfrutar. Al final, las humedades no se arreglan, y la estructura de los pisos inferiores del edificio se deteriora.

RESULTADO: el presidente corrupto es denunciado en conjunto por los vecinos de la comunidad, es investigado policialmente, juzgado, y va a la cárcel por malversación de fondos, junto con su amigo, que ha participado en el fraude. Ambos indemnizan a los vecinos por los daños ocurridos en el edificio, además de devolver el dinero robado.

SUPUESTO B:

En una Comunidad Autónoma española, los ciudadanos aceptan pagar mensualmente unos impuestos que servirán para dos cosas: en primer lugar, pagar los sueldos de una serie de representantes que se encargarán de gestionar ese dinero en beneficio de todos los ciudadanos contribuyentes, y en segundo lugar, generar un gigantesco "fondo común", que es el que esos representantes (el gobierno de la Comunidad) se encargarán de gestionar, repito, en beneficio de todos los contribuyentes. Más del 90% de estos ciudadanos son de clase obrera, de modo que este sistema público es su única garantía de acceder a una educación de calidad para ellos y para sus hijos (de calidad, que no gratuita, porque recordemos que están pagándolo mensualmente en forma de impuestos), así como a otros servicios caros y necesarios, como la Sanidad.

Sin embargo, la actual presidenta de la Comunidad decide emplear ese dinero de todos para financiar colegios privados, de los que sólo un pequeño porcentaje de los contribuyentes podrán disfrutar, en tanto que recorta el dinero invertido en la educación pública alegando con toda la desfachatez del mundo que "hay que hacer recortes porque hay crisis".
Y de paso, aprovecha para subirse el sueldo.


Si es que no le da a la pobre, no le da...

Y ni siquiera se molesta en esconderse, sino que lo hace públicamente y en forma de Ley.

A costa de esto, la educación pagada por todos para beneficio de todos, se deteriora y pierde las excursiones, los laboratorios, los medios para adquirir equipos suficientes para todo el alumnado, las clases de apoyo... Mientras que los colegios privados, de los que sólo unos pocos podrán disfrutar, reciben ayudas extras (nadie sabe para qué, ya que los padres de los alumnos ya pagan un alto precio de matrícula y mensualidades, dinero con el que se supone que esos colegios adquieren para sus alumnos todo lo mencionado anteriormente).


RESULTADO: Los contribuyentes (padres y profesores, apoyados por los alumnos que sufrirán la degradación de su formación) se manifiestan masivamente para denunciar a la presidenta por malversación de fondos. Como resultado, ella se ríe en sus caras públicamente, no retira la nueva Ley, la policía no investiga sus cuentas privadas y nadie la obliga a dimitir (lejos de ello, salió reelegida en las elecciones autonómicas, pese a que esto se le veía venir), y el sistema público de impuestos, inicialmente destinado a que el dinero llegue a todos los contribuyentes, sigue gestionándose desde arriba por buitres que se lo reparten como les sale de los cojones, robando públicamente el dinero a los ciudadanos, que no ven por ningún lado los frutos de su contribución mensual.

Ah, y de paso se suben el sueldo.

Ante esto, sólo podemos llegar a una conclusión lógica: este es el País de la Pandereta. Qué GILIPOLLAS que somos.


5 comentarios:

El Guardián dijo...

Si te digo la verdad, estoy de acuerdo y en desacuerdo a la vez con esta manifestación.

Estoy a favor de la educación pública, pero vivimos en un pais de ignorantes, en un país en el que cualquiera con un libro de respuestas es profesor, donde la gente que no tiene ni puta idea de una materia da clases de la misma, donde los niños se pasan más tiempo en el baño fumando y haciendo novillos que deberes, donde las excursiones son una excusa para quedarse en casa, las practicas para no tener deberes y donde el supuesto "aprendizaje" se basa en memorizar o copiar para tener un maldito titulo que al final ha demostrado en contadas ocasiones solo demuestra la ineptitud del poseedor.

Por eso estoy en desacuerdo con pagar la mierda de educacion de españa, para que los niñatos de mierda de turno esten fumando y bebiendo en el parque. Eso si, tampoco estoy de acuerdo en pagarle el coche de turno o el jacuzzi a esta otra hija de puta....

W40kTenerife dijo...

La libertad con la que vive la mayor parte de la clase politica en españa me parece lamentable, luego si salen casos muy muy sonados como marbella y cosas asi... si ruedan cabezas, pero tiene que estar mas claro que el agua
Que coño hace la oposicion en madrid? acaso ellos son =??
Deberian de denunciar eso que sea un escandalo, que la sociedad entera lo sepa, no callarse y esperar que si las proximas elecciones son ellos los elegidos tener el silencio de la nueva oposicion.....

Goblinoide dijo...

El Guardián: siguiendo con tu razonamiento, vivimos en un país donde la gente está pagando una educación que realmente no está recibiendo. Si un profesor da una materia que no es la suya es porque está haciendo el trabajo de otro profesor al que previamente han despedido (para ahorrar). Y sí, los adolescentes no han sabido apreciar el valor de la educación, pero la adolescencia pasa y al final lo que hayan aprendido es lo que les queda (y aprenden lo importante que es, te lo aseguro). Y como siempre, de todo hay, que borregos hemos tenido todos y son los que más cantan porque son los que siempre dan la nota y se hacen notar, pero al mismo tiempo hay muchísimos alumnos que aprovechan esa educación, que se la merecen, y que tienen derecho a que se la den (sobre todo, porque al margen de que la aprovechen o no, sus padres pagan sus impuestos para que su hijo reciba esa formación, y de eso es de lo que trata todo esto, que ese dinero no se está utilizando para lo que se debe, y que siempre recortan de donde no deben).

W40K Tenerife: lo acojonante es que a veces incluso pillándoles in fraganti vuelven a ganar las elecciones (véase a Camps en Valencia, que estaba clarísimo que era un chorizo, no dimitió, se presentó a las elecciones autonómicas por el PP... y la gente le votó y las ganó. Ahora ha dimitido, pero no antes de las elecciones, cosa que es vergonzosa). Y sí, nadie sabe qué coj*nes hace la oposición aquí. Desde luego, los tentáculos de la Espe son más largos de lo que pensamos, si por mí fuese esta señora ya estaría entre rejas hace años ¬¬*

Un abrazo a los dos ^^ y gracias por dejar vuestra opinión.

tita hellen dijo...

Creo que es un poco absurdo decir que en educación se echen más horas, lo que hay que hacer es que esas horas sean productivas, entre otras, dando poder a los profesores y no dejandolos indefensos en algunos centros contra el alumnado y los padres. Y eso pasa por implicar a los padres en la educación de sus hijos.
Pero son cosas en las los gobiernos no piensan, porque solo piensan en soluciones electoralistas. Besotes

Tziliar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.