sábado, 12 de septiembre de 2009

¡¡¡¡MUERTEEEEEEEE...!!!!

Me estoy haciendo vieja. Lo siento en el aire, lo siento en la tierra, tengo la regla (ah, que no era eso...). Y es que uno se da cuenta de que envejece cuando cada año es menos tolerante con los defectos de los demás, omitiendo los suyos propios.

¿A qué viene esto? A que me he dado cuenta de que soy muy poco tolerante con un tipo de criatura que abunda cada vez más en nuestra sociedad: los fantasmas. Odio a los fantasmas. No los soporto, no puedo con ellos, me acabarán causando una úlcera un día de estos.


Con “fantasmas” no me refiero a los espectros que vagan por ahí con el mismo ánimo de espíritu que un bestigor resacoso un domingo por la mañana, no. Me refiero a un tipo de fantasma que con su sola presencia es capaz de convencerme de que una semana siendo torturada, masticada y desollada por Khorne no puede ser tan mala.

Seguro que todos habéis conocido antes o después a uno de estos seres: esa persona que se cree mejor que nadie, que está realmente convencid@ de ello (o al menos pretende hacérselo creer al resto), que en una conversación contesta a cada anécdota con un “pues eso es una mierda comparado con lo que yo hice/me pasó a mí/…”, etc. Esa persona que convierte cada comentario inocente en una competición por ver quién la tiene más grande.
Mintiendo para ello todo lo que quiere y más, porque es gracioso cuando la gente que les conoce desde hace años te dice “¿este tío te dice que siempre ha sido la leche en polvo? ¡Si en el colegio era un mierdecilla y no le ajuntaba ni el apestado de clase, para que no se le pegase la gilipollez!”

Sí, señoras y señores, esa criatura del Averno es la que me pone los nervios de punta. De modo que si conocéis a alguno, por favor, no me lo presentéis... Puedo aseguraros que me caerá mal y que volveré a casa con un cabreo de mil demonios y con ganas de estrangular puerco espines hasta meterles las púas para adentro y que se pinchen a sí mismos.

PD/ Si eres un fantasma y estás leyendo esto: ten un poco de humildad, que todos somos humanos, incluso tú.


2 comentarios:

tita hellen dijo...

Me encanta la foto de Rambo XDDDD

Pero tu crees que esas personas le caen bien a alguien? Si te las presentan es con la esperanza de que te den a ti el coñazo y se olvide de la persona a la que le daba el coñazo con anterioridad.

Te han hecho la pinza palpatine, querida... lo siento

goblinoide dijo...

Tristemente, Hellen, quienes me presentaron a este sujeto en cuestión son amigos suyos ^^U es decir, que si ellos piensan lo mismo que yo, se lo tienen muy calladito... Será que tienen una percepción del cansinismo distinta de la mía.

En fin, vaya maromos hay por ahí sueltos...

Un abrazo, guapa