martes, 23 de febrero de 2016

Tutorial: máscara de Lady Deadpool (o cómo hacer patrones a medida)


Os traigo hoy el tutorial de la máscara que me hice de Wanda Wilson (Lady Deadpool) para ir al estreno de la película de Deadpool... Pero sobre todo, es un tutorial con el que aprovecho para enseñaros el método con el que, con mi escasa visión espacial, me hago los patrones que necesito en cada ocasión, a mi medida. Este método es aplicable a todo, desde trajes hasta peluches, y cualquier cosa que podáis necesitar. ¡Espero que os sea útil!
______________________________________

Para el patrón sólo vais a necesitar cinta de carrocero, papel transparente de cocina y unas tijeras. Y la forma que queréis reproducir: un muñeco, un maniquí, o a vosotros mismos. 


1.- PAPEL TRANSPARENTE

Lo primero es cubrir con el papel la superficie a replicar. Si estáis haciendo un patrón de vuestra cabeza, da igual cuántos recortes tengáis que poneros de papel transparente, no hace falta que sea una sola pieza (veréis que sobre sí mismo se adhiere muy bien aunque lo rompáis), pero dejad aberturas para la boca y los ojos. Es preferible dejar el agujero para respirar por la boca, en vez de por la nariz: el patrón se deforma menos.
También sería lo ideal que para los patrones de la cabeza utilicéis un maniquí de esos de corchopan, u os hagáis uno con la forma de una cabeza de tamaño real, arrugando papel de periódico y poniendo trozos de celo para sujetarlo con la forma deseada.
Yo utilicé la cabeza de una muñeca, porque en el caso de la cabeza es algo difícil hacer el patrón sobre uno mismo sin ayuda (y sin ahogarse), y después amplié el patrón.


2.- CINTA DE CARROCERO

Si podéis, haced que alguien os ayude con este paso si estáis haciendo vosotros mismos de maniquí. 

Vamos cortando trozos de cinta y las pegamos sobre el papel transparente, cuidando de mantener la forma lo más fiel posible a la forma del "maniquí" de debajo.Queremos un patrón lo más fiel posible, si no al maniquí, alterándolo hasta la forma que pretendemos conseguir. En mi caso, le di la forma de la máscara, sin relieve ninguno en la parte de la boca.



3.- DIBUJAR EL PATRÓN

Es momento de dibujar ahora los sitios por los que se unirá la tela entre sí. Como veis, yo he dibujado la forma de la máscara. Intentad que al menos, uno de los dos lados del patrón quede perfecto (luego sólo tenéis que duplicarlo para que quede simétrico). Fijáos en las costuras que ya tiene el modelo que pretendéis reproducir. 


Además de las líneas del dibujo de la máscara, tenéis que dibujar ahora las líneas donde puede haber una costura. Por ejemplo, siguiendo la línea de la mandíbula, o la línea que separa vuestro cuello de la parte inferior de vuestra barbilla. Cualquier lugar en el que la tela forme una "esquina", es una costura, no un doblez de la tela.


4.- LIBERAR EL PATRÓN

Con cuidado, con unas tijeras o un cúter (NO OS ACERQUÉIS UN CÚTER A LA CARA, U OS CAPO), cortamos el patrón por una de las líneas que hemos dibujado. Todo lo que sea necesario, para poder quitar el patrón de encima del maniquí. El lado pegajoso de la cinta de carrocero se habrá pegado al papel transparente, por lo que el patrón saldrá con facilidad:

5.- APLANAR EL PATRÓN Y PASARLO A LIMPIO

Separamos el patrón en piezas, cortando por las líneas que hemos dibujado. Después, estiramos las piezas sobre una superficie plana. Si una de vuestras piezas tiene forma redondeada, hacedle unos cortes en los bordes hasta que al desplegarla sobre la mesa quede plana (para recuperar la forma curvada, luego tendréis que recordar volver a coser los cortes cuando hayáis pasado el patrón a tela).

En mi caso, la tela era elástica y la máscara no tenía orejas, por lo que pude obviar directamente el relieve de las orejas, y aplastar el resto del patrón para dejarlo plano; si hubiese querido mantener la forma de las orejas, habría tenido que hacer otra línea de costura por donde está el doblez central de la pieza:


Una vez que hemos estirado el patrón, podemos pasarlo a limpio repasándolo sobre un papel. Yo repasé la mitad de cada pieza sobre un papel doblado a la mitad, y luego recorté la pieza y desdoblé el papel, para obtener dos mitades simétricas. Y estas fueron las piezas resultantes:

(IMPORTANTE: En el caso de esta máscara en particular, os recomiendo que si vuestra tela no es muy elástica, ensanchéis el patrón en la zona del puente de la nariz, por toda la zona donde pasa la línea verda de la foto). 

Este es el patrón de la máscara de Lady Deadpool, que es totalmente redonda en la coronilla porque justo ahí hay un agujero para que saquemos la coleta. Si queréis haceros la de Deadpool, con el pico en la coronilla, aseguráos de hacer esa forma sobre la cabeza (con papel de periódico o lo que prefiráis) cuando estéis creando el patrón. Las costuras irán en distintos sitios, yo os recomiendo que hagáis una forma de "pico" hasta la punta de la coronilla en la pieza central, y luego una pieza extra en la parte trasera de la cabeza, que también acabe en pico en la punta de la coronilla. 


Como veis, en mi patrón hay una pieza en forma de media luna: es para poner debajo de la barbilla. Yo os la recomiendo, la máscara queda mucho más parecida, y se mantiene mejor en su sitio, como una segunda piel. Pero no la hagáis muy ceñida a vuestro cuello o será asfixiante.

6.- HACER EL PATRÓN A NUESTRA ESCALA (sólo si es necesario)

Estamos suponiendo que haréis vuestro patrón directamente del tamaño que tendrá al final, sobre vuestro cuerpo, así que si es así, podéis saltaros este paso. Repasáis el patrón de "tamaño persona" sobre el papel continuo del IKEA, que cuesta 3€ el rollo, y arreglado.

Pero como os he dicho, en mi caso lo hice con una muñeca cuya cabeza mide 1/3 de lo que mide la mía. Así que después de fotografiar el patrón, tuve que hacerlo a mi medida. Lo hice así:
Como podéis ver, en la foto de arriba hay una línea verde. Esa es la medida desde mi barbilla hasta el rabillo de mi ojo, que en mi caso mide 11'5 cm. Todo lo que tuve que hacer fue ampliar el patrón en el ordenador hasta que la línea verde medía lo que tenía que medir. Simple y efectivo. 

Y luego lo calqué directamente de la pantalla porque la impresora no funcionaba. Pero eso nadie tiene porqué saberlo.

 

Y ya tenéis vuestro patrón hecho a medida. Este método sirve para todo lo que queráis: podéis haceros un traje, o una armadura... El sistema es el mismo, vosotros elegís qué (o a quién) usáis de maniquí, y en qué material copiáis el patrón. Bajo estas líneas podéis ver una armadura de goma eva que me hice en cierta ocasión de la misma manera:



7.- EL RESTO DE LA MÁSCARA

Volviendo a la máscara de Lady Deadpool... Lo siguiente que necesitaréis es una máscara de carnaval rígida que os asiente bien en la cara, unas medias blancas de rejilla de algodón, polipiel negra (opcional), pegamento para tela, superglue (sólo si usáis polipiel), y tela elástica roja, y también negra, si no usáis la polipiel.

Mi máscara de los chinos era de cara completa, pero sólo necesitaremos la parte de la frente completa (hacedme caso, luego se agradece que la máscara tenga frente), ojos, y hasta debajo de la nariz, y un poco más. 
 Podéis ver que le garabateé encima la forma del antifaz de Deadpool, para ver hasta dónde llegaba la parte inferior del rombo negro del ojo. Es importante que lo hagáis, para no cortar demasiado: los rombos no pueden quedar en el aire, tenéis que pegarlos en la máscara. 
Y mantened intacto todo el puente de la nariz de la máscara, porque si lo quitáis, la licra aplastará vuestra nariz, y la máscara será mucho más claustrofóbica, además de que os hará un perfil extraño.
Si cortáis la máscara y es de plástico, es importante que suavicéis los cantos después con papel de lija.

A partir de aquí el método tiene dos variantes: Si habéis decidido hacer los rombos de los ojos con polipiel, es el momento de coger el superglue e ir pegando la polipiel a la máscara rígida. Empezad por el puente y laterales de la nariz, ubicad los ojos, haced un par de cortes donde van los ojos para que la tela se ajuste mejor a la forma, e id poco a poco pegándola, desde el centro hacia afuera. Os llevará un rato, así que paciencia. Repasad con superglue las zonas donde queden burbujas, y apretad hasta que la polipiel se ajuste bien a su sitio:


En caso de que tengáis que hacer algún corte para evitar arrugas, como fue mi caso, hacedlo en la frente, que quedará tapada con tela roja después:


Finalmente, doblamos la polipiel para formar los ojos y recortamos la polipiel sobrante de alrededor de la máscara. No se deshilacha, así que no le hagáis dobladillo, o se verá mucho el el relieve del borde de la polipiel sobre vuestra mejilla bajo la máscara.

Y pasamos a la costura. Importante: antes de hacer nada con la tela, siempre, planchadla. Si no, es posible que el resultado salga bastante deforme. Si vuestra tela es de algún tipo de algodón que encoge al lavar, recomiendo que la lavéis antes de nada, para que se reduzca ANTES de tener hecho el traje. Nos ahorraremos un disgusto.

Yo en tela roja necesité un trozo de 50 x 60 cm. Poned las piezas del patrón sobre la tela (todas en el mismo sentido de las fibras del tejido), marcad su contorno en la tela y recortadlas dejando al menos 1 cm extra para coserlas entre sí.


No puedo enseñaros a coser también, pero si nunca habéis cogido una aguja, hay miles de tutoriales en Youtube ;)  Cosed primero las costuras de los bordes de los rombos de los ojos (estas al menos, recomiendo hacerlas a mano. El resto podéis hacerlas a máquina):


Después, las costuras de la barbilla y de la frente:



Y este es el momento de que cojáis vuestro pegamento para tela, coloquéis la tela en su sitio y comencéis a pegar con cuidado los contornos de los ojos a la polipiel. En mi caso, el pegamento era transparente pero se veía al traspasar la tela. Vi que traspasaba una capa de tela, pero no dos, por lo que al ponerlo bajo la tela doblada del dobladillo, quedaba bien. Así que tened cuidado de echar pegamento sólo en el dobladillo, e ir muy despacio. De nuevo, empezad por el rabillo del ojo, y luego id de adentro hacia afuera.
IMPORTANTE: NO peguéis la tela con superglue. Jamás. Traspasará y se verá, no importa el número de capas de tela que pongáis. No arruinéis el trabajo por no tener la paciencia de esperar a que se seque el pegamento para tela :___D Recomiendo que cojáis un trozo de polipiel primero, y probéis a pegarle trozos pequeños de tela, hasta que sepáis cuánto tarda en pegar vuestro pegamento, y si traspasa o no vuestra tela.


Una vez solucionado el contorno de los rombos, ya podréis terminar de coser el resto de las costuras.

Si pretendéis hacer los rombos negros de tela también, en vez de polipiel, no tendréis que preocuparos por el pegamento. Cosed primero los rombos a la pieza roja central, luego a las laterales, y después cosed las costuras de la barbilla, y por último las de la frente. Si estáis haciendo la máscara de Lady Deadpool, con el agujero para la coleta, dedicad algo de tiempo a rematar bien el agujero para que no se deshilache.

Llegados a este punto deberíais tener algo así:

  
Ahora es cuando más apreciaréis haber mantenido el puente de la nariz de plástico...

Aquí podéis hacer una pausa para cenar acorde a la ocasión. Yo lo hice.

Antes de hacer nada más, terminamos de hacer los ojos:
Lo que yo usé fueron unas medias de una amiga, que las cedió a la Ciencia amablemente. Si ampliáis la foto veréis que el punto es grueso, pero lo bastante tupido como para que aunque veamos a través, no se nos vea a nosotros. Si estáis pensando en haceros algún tipo de máscara, lo recomiendo encarecidamente, se ve sorprendentemente bien:


A la izquierda, lo que se ve desde fuera. A la derecha, lo que se ve desde dentro. Y se ve mejor que en la foto.

Cortamos un par de trozos de media, y los pegamos con superglue: primero, poned pegamento arriba y abajo, y para mantenerlo en su sitio, ponedle encima un poco de cinta de carrocero. Después, poned pegamento a la izquierda y a la derecha del ojo, y más cinta de carrocero.


Yo tenía la intención de quitarle la cinta de carrocero una vez seco el pegamento, pero os recomiendo que la dejéis (como finalmente hice), porque es mucho más suave y cómoda que la polipiel y la media que hay debajo. Lo agradeceréis cuando llevéis la máscara puesta.


Por último, sin patrón ni nada, corté una franja de tela de unos 50 cm de largo por 12 de ancho y la cosí alrededor de toda la boca inferior de la máscara. Esto sirve tanto para taparos el cuello, como para que os sea más fácil poneros la máscara, al tener más tela de donde agarrar (y con una sola costura, que la hace más elástica que la boca de la máscara sin más):

Y diréis: está sin rematar por abajo. Sí, lo está. Si le hacéis un dobladillo, o se lo hacéis en zigzag o la tela perderá elasticidad, con lo que os costará mucho meter la cabeza por el cuello de la máscara.

Y aquí la tenemos, nuestra máscara terminada. Recomiendo ponérosla con una camiseta de cuello alto:




¿Cuánto se tarda? Como yo estuve de exámenes y entregas casi hasta el día del estreno, tuve que hacer todo el proceso en menos de 24h. Ya veis que no se tarda tanto (y menos que habría tardado si la tecnología no me odiase. Mi máquina de coser lleva unas semanas estropeada >____< Así que me tocó coserlo absolutamente todo a mano).

* * *

Nota final: Este tutorial, lo he dicho ya, os sirve para cualquier cosa. Cualquier cosa. Si no tenéis un maniquí, podéis hacéroslo arrugando papel de periódico con la forma deseada, y sujetándolo con mucho celo. Podéis crear vuestros propios peluches de esta forma (creando de cero vuestro maniquí), o clonar alguno que ya tengáis. No dejéis de experimentar, a ver qué sois capaces de hacer ;D ¡Un abrachucho!


1 comentario:

Wolfen dijo...

Gracias por el tutorial!

Para "manazas" como yo va a venir bien jajaja