viernes, 16 de julio de 2010

Yo también nací aquí, oiga

Si una cualidad tienen las competiciones a nivel internacional, es que consiguen que nos sintamos parte de algo. Nos recuerdan que, para bien o para mal, todos formamos parte del mismo país. Y en este sentido, hoy quiero hacer una reivindicación.


A quienes se hayan asustado al ver la imagen, comienzo por decirles que no soy facha (hoy en día no hace falta que tenga un aguilucho negro para que se asocie con el fascismo, tristemente). No soy facha en absoluto. Vengo de una familia tradicionalmente socialista, como ya he comentado en alguna otra ocasión. No me creo mejor (ni peor) que nadie, ni pienso que tenga más (ni menos) derechos que los demás por el hecho de ser española. Peeeeero soy española. Nací aquí, y aquí he vivido toda mi vida. Y como española, tengo unos derechos y unos deberes. Y ciertos símbolos que me representan como española; o al menos, debería tenerlos, en un mundo en el que se hace más política internacional que nacional.

Por eso, hoy reivindico que la bandera española deje de ser acaparada por una ideología que no todos compartimos (de hecho, una ideología que la mayoría de los españoles no compartimos), que pierda ese significado fascista caduco, que fue producto de otros tiempos y de otra situación política, y que recupere su verdadero significado: ser el símbolo que nos representa a todos los españoles, tanto dentro como fuera de nuestro país, tengamos la ideología que tengamos y votemos a quien votemos.
Que nadie sea tachado de fascista por llevar alguna representación de la bandera. Que ningún fascista se atreva a enarbolarla como si sólo fuese suya. Ya basta de estupideces.

Eso es algo que sólo eventos como el Mundial de fútbol consiguen. Estos días, todo el que ha querido ha podido lucir libremente la camiseta de la Selección española, y, cómo no, la bandera de España; durante estos días, la bandera ha recuperado fugazmente el significado que siempre debió haber tenido: no simbolizar una ideología política, sino a un país y a los que lo conformamos. Cualquier otra interpretación es (debería ser) absurda.

4 comentarios:

tita hellen dijo...

Que ser patriota no es sinónimo de facha, que son cosas distintas! Claro que sí!

Muas guapa!

Bulldozzzer dijo...

Yo es que nunca entenderé el asociar la bandera española con ideales o movimientos en desuso. Franco y su dictadura murió hace muchos años y parece que hay algunos aburridos que se esfuerzan en creer que no es así.

Denkara dijo...

Totalmente de acuerdo contigo! y te lo digo desde Barcelona, que aquí a la que sacas una bandera española ya te están llamando facha! Y estoy hasta los cojones de eso! Yo soy española en la misma proporción que soy catalana y también andaluza (mi madre es de Cordoba) y Asturiana (mi padre es de Oviedo). Y no sé porque esto a la gente le parece raro!

Bulldozzzer dijo...

Cosas de la tontería crónica...