lunes, 30 de junio de 2008

...Pudieron

Bueno, nadie daba un duro por ellos cuando esto empezó -la coña de los Cuartos les ha perseguido hasta el último momento-, pero al final, ahí está, los chicos de Luis Aragonés han ganado, dejando mal a todos sus detractores (yo la primera, que la coña de los Cuartos no sobreviviría sin gente escéptica como yo :P).

Enhorabuena a la Selección... Pero, como en toda competición, siempre hay alguien que pierde, y hoy, más que a los ganadores, quiero recordar en particular a dos pequeños seres que cuentan con mi compasión ^^U Estos dos seres son:

1.- Otto, el muñeco vudú de la Selección española.
Es para mí la mejor demostración de la "confianza" que tenía la afición española en su Selección, que hasta se ha comercializado a Otto para que España pasase de Cuartos (je je je)... El mecanismo es ponerle al muñeco la bandera del contrincante y clavarle alfileres, como cualquier muñeco vudú de esos que todo español ha usado alguna vez en su vida, vamos :P (la verdad es que vaya idea más... curiosa, por decir algo).
El pequeño Otto ha sido sádicamente acribillado en miles de hogares de nuestra geografía nacional (y eso si se lo regalaban a algún crío responsable, porque como encima se lo regalasen a un niño pequeño, Otto habrá acabado cubierto a más no poder de babas, chocolate, restos de potitos y alimentos varios, amén de barro, etc., etc., etc.). Mi más sentido pésame a este inocente muñeco nacido para sufrir v.v

2.- Jens Lehmann, el portero alemán.
Porque el gol que le ha metido Torres, por muchas flores que le echen a "el Niño", ha sido bien estúpido, el pobre Jens se había metido como 15 metros hacia el centro del campo y no había nadie que defendiese la portería. Y me veo venir que, así como a Casillas están a punto de crearle un culto propio, como le hicieron en su día a San Cucufato o a la Virgen de Lourdes, a Jens le espera una temporada bastante parecida a la de Otto ^^U Ánimo, campeón, no te culpes demasiado, si tu equipo supiese defender no habría dependido sólo de ti... (Vaya, no sé si esto servirá para darle ánimos)

Y dicho esto... Aprovechad para celebrarlo como mejor os parezca, que estas cosas ocurren pocas veces en la vida... Que se lo digan al director de Media Markt, que prometió devolver el 25% del precio de sus televisores de pantalla plana si la Selección pasaba de Cuartos (je je je de nuevo) y debe de estar echándose las manos a la cabeza ;p



5 comentarios:

Raven dijo...

Y esque el presidente de media markt va a tener que devolver mas de 2 millones de euros en cheques regalo (porque ya especificaron que seria en cheques regalo)...

Seguro que esta pensando "Ains... ... ... yo no soy tonto"
xD

la reina del hielo dijo...

oh, hubiera sido mejor que se hubiesen puesto tontos con lo de la final xDDDDD. Cómo mola reírse de uno mismo...

Madhatter dijo...

Yo he seguido los tres últimos partidos de España, desde cuartos, empecé a verlo por la coña, de que no pasarían, después al pasar dije ¡Ostia! pa una vez que pasan hay que verlos.
Y así hasta el final.
Aunqeu no me guste el futbol, me alegro por España, y no soy facha ni mucho menos (dios me libre), simplemente, en competiciones deportivas me siento más orgullosa.

Aura dijo...

Pues yo solo diré que quiero un meñequito budú así de moooono O.O

Bueno, va, no lo negaré, yo como Biza también me vi los últimos partidos... Creo qeu tendré que ver más el fútbol, cada vez que lo veo, el equipo con el que voy gana xD

Un besazo!

Ghanima Atreides dijo...

Yo no vi ningún partido, y menos la final, que me pilló currando en el ciber, pero visto lo que pasó después, ojalá la selección nunca vuelva a pasar de cuartos de final de cualquier competición...
Fue un día para demostrar lo catetos, cazurros, maleducados y poco cívicos, además de imbéciles, de la gran mayoría de gente que los estaba jaleando en bares, tascas, y pantallas al aire libre...
Ojo, no se me malinterprete. Me alegré muchísimo de la victoria... Hasta cierto incidente poco después, que me tocó aguantar en el curro, por parte de un descerebrado que vino a tocarnos los cojones al ciber (Y a eso súmale que me levantaba a las 6 de la mañana y todo dios lanzando bocinazos, cláxones y gritos por las calles hasta allá las 2 de la mañana). Todo lo cual me hizo desear la muerte del 80% de la población de la ciudad y que la selección jamás volviera a pasar de cuartos.