martes, 27 de mayo de 2008

WWE Kane VS Undertaker (04/04/08)

La entrada de hoy va dedicada a Shálafi y al Extremeño...
Shálafi consiguió con su entusiasmo que a mí me picase el gusanillo de la lucha libre (hasta el punto de que ahora veo los combates, anoto los movimientos y escribo historias como ésta ;P). Se lo dedico porque es mi escritora favorita, y porque le tengo cariño, qué naric
es...
El Extremeño se lleva la otra mitad de la dedicatoria, porque es el mejor narrador que conozco, me pone al día sobre el trasfondo que me he perdido y tiene esa habilidad para conseguir que me emocione con las historias que hay detrás de cada luchador, cuando me las cuenta él ^^ Le dedico la de los dos hermanos, porque él sabe mejor que nadie el compañerismo que puede haber entre hermanos ;)
(Aquí tenéis los vídeos de este combate: la parte 1 y la parte 2)


A todos los demás: si tenéis la paciencia de leerla entera, espero que os guste... y siento que una vez más sea tan larga ^^U


_________________________________

-¡Tengo el placer de anunciaros -había dicho Vickey un rato antes desde su silla de ruedas, con una sonrisa maliciosa- que dos campeones se enfrentarán hoy, hermano contra hermano, Kane vs The Undertaker! Para hacerlo más interesante y asegurarnos de que no habrá trampas, se establece que si Kane o Undertaker se niegan a luchar uno contra otro, o si fingen los golpes, ambos serán desposeídos de sus respectivos títulos.

Glen respiró hondo mientras esperaba a que le anunciasen. Él era Kane, el medio hermano de Undertaker. Llevaban cuatro años sin luchar entre sí, y no le hacía ninguna gracia que aquello cambiase. Pero así era aquel mundillo: el público pedía espectáculo, y ¿qué mejor espectáculo que presenciar a dos hermanos luchando entre sí? Los dos obtendrían un buen plus en la paga si hacían bien su papel.
Mark, Undertaker para el público, estaba junto a él en la pequeña sala donde esperaban antes de salir al ring. Ninguno de los dos dijo nada; simplemente siguieron mirando al frente, mientras afuera se oía a la multitud rugiendo enfervorecida mientras transcurría el combate anterior.

Finalmente, la campana marcó el final del combate; era su turno.
Miró a los ojos a Mark, y se estrecharon la mano.
-Suerte- le dijo Mark. Siempre había sido de pocas palabras. Glen asintió.
-Yo también preferiría no tener que luchar contra ti, hermano.
Y sin más, cruzó la puerta de los luchadores en dirección al ring.

A su paso se encendieron las características llamaradas de varios metros de altura que le caracterizaban. Todos debían tener un icono fácilmente reconocible si querían que aquella masa de borregos aullantes se acordasen de su nombre para corearlo. Entrecerró los ojos ante el súbito cambio de iluminación, y se las arregló para que pareciese que fruncía el ceño como una bestia salvaje. Avanzó hasta el ring, y subió las escaleras. Los gritos de la multitud resonaban por toda la sala; casi podía sentir temblar el suelo. Aquella sensación le gustaba, era lo mejor de su trabajo. La sensación de ser un héroe de masas, lo que sentía cuando toda aquella gente gritaba su nombre y aplaudía con cada golpe suyo.

Levantó las manos con los puños cerrados y dejó que le vitoreasen; sabía lo que debía hacer a continuación: se apagarían las luces, sonaría una música de ultratumba, y Mark haría su entrada. Conocía bien su papel: debía parecer sorprendido y temeroso ante el "Enterrador"; era parte del número. Mark era el mejor luchador que la WWE había tenido en mucho tiempo, y debía transmitir esa sensación a sus seguidores. Respiró hondo, levantó desafiante la barbilla y esperó.

Las luces se apagaron. El técnico de iluminación proyectó rayos sobre la neblina artificial que comenzaba a salir del suelo. Sonaron cáusticamente unas campanadas.
Mark salió de entre la niebla. Llevaba puesto su sombrero negro de ala ancha y su abrigo largo de cuero, también negro. Caminaba con la cabeza ligeramente inclinada, como un toro a punto de embestir. Glen le miró procurando mantener un gesto altivo y desafiante; no obstante, retrocedió unos pasos. Apretó los puños y esperó mientras Mark subía al ring y hacía aquel numerito de dejar los ojos en blanco mientras se quitaba el sombrero. La multitud coreaba ahora el nombre del Enterrador. Era el único nombre aparte del suyo que podían corear sin que Glen sintiese una punzada de envidia.
***
Mark no podía negar que le gustaba que la multitud rugiese con sólo levantar levemente los brazos; casi podría dirigir la intensidad de aquellos gritos como lo haría un director de orquesta. Él no era uno de aquellos saltimbanquis como el Rey Misterio, que se subían de un salto a las cuerdas para saludar... Ni falta que le hacía.
Aquella sensación era lo que le impulsaba día a día a continuar, trabajando duro en el gimnasio, saliendo a luchar a riesgo de ser gravemente lesionado.
Por encima de todo, odiaba el lado más oscuro de su trabajo: no se trataba simplemente de pegar y que te pegasen lo menos posible; el público seguía la lucha libre, no por los golpes, sino por el espectáculo que la rodeaba. Si eras carismático, te aclamaban, así de simple. Él era prácticamente un dios. Pero aquella imagen tenía su precio: debía aguantar continuamente que le ordenasen luchar por sus títulos con algún aliciente morboso de por medio, más que a ningún otro luchador.

En aquella ocasión, se había dispuesto que luchase contra Glen, que para el público era su hermano. Realmente, apreciaba a Glen como si fuese su hermano pequeño, pero nunca habían sido familia. Aquel combate era el que atraía la atención de todos los espectadores: Los dos hermanos deberían luchar entre sí, ignorando sus lazos familiares. O exprimiéndole el jugo a aquello, que era lo que les habían pedido los organizadores.
Cómo le asqueaba todo aquel circo. No pensaba seguirles el juego: buscaría la sumisión y una lucha lo más corta posible. Si lo que buscaban era que dejase K.O. a Kane, iban a sufrir una gran decepción.

Se quitó la gabardina y entregó su cinturón de los Pesos Pesados al árbitro; Glen hizo lo propio con su cinturón de la ECW. Y sonó la campana.
***
Los dos gigantes se acercaron. Se miraron fijamente, como midiendo la fuerza del adversario, y finalmente fue Undertaker quien dio el primer paso. Empujó a Kane con fuerza, empujón que él devolvió. Durante los siguientes minutos, se sucedieron las presas del uno al otro, ya que ambos tenían la misma técnica de lucha. Parecía que lo que buscaban era inmovilizar los brazos del otro. Finalmente, Undertaker lo consiguió, y ambos se quedaron inmóviles unos segundos: Kane intentando zafarse, y Undertaker haciendo fuerza para evitarlo. Kane se retorció e hizo lo propio con el brazo de Undertaker. Ambos cayeron al suelo, forcejeando. Undertaker intentó mantener a Kane en el suelo mientras el árbitro hacía la cuenta, pero Kane lo impidió. Después de lanzarse el uno contra el otro unas cuantas veces más y evitar en dos ocasiones la cuenta del árbitro, Undertaker consiguió de nuevo retorcerle los brazos a Kane y sujetarlos a su espalda.
Al ver que no podía soltarse, Kane caminó hacia atrás para golpear a Undertaker contra la esquina del ring. Undertaker le soltó mansamente los brazos, y se quedó apoyado en la esquina, contra las cuerdas. Kane se separó unos pasos de él y se giró para mirarle de frente.
***
Glen empujó con fuerza a Mark, incitándole a que le plantase cara. Mark miró al suelo y no se movió. Sí, debían parecer reacios a luchar entre sí (eran "hermanos"), pero como Mark siguiese así iban a terminar por quitarles los cinturones. Hasta ahora, sólo había intentado mantenerle inmovilizado.
Glen frunció el ceño y se acercó a Mark, sin hacer caso del griterío de las gradas.
-¡¿Acaso quieres perder tu título?!- gritó para que Mark pudiese oírle-. ¡¡Pégame, vamos!!
Mark le miró a los ojos y le lanzó repentinamente un puñetazo a la mandíbula que le lanzó varios pasos hacia atrás. Glen, sorprendido, sintió un estallido de dolor y se pasó la mano por la zona dolorida para asegurarse de que no se había roto nada. Se quedó inclinado, apoyando las manos sobre las rodillas, y rió.
-Ése sí ha sido un buen golpe- le dijo a Mark, aún sonriendo divertido. Mark parecía dudar sobre si seguir golpeándole o no. Glen despejó todas sus dudas pegándole un puñetazo que le envió de nuevo contra la esquina del ring.
Los dos hermanos se lanzaron una lluvia de puñetazos; ambos se tambaleaban ya de cansancio, y los golpes eran cada vez más lentos, aunque parecía que Mark se iba imponiendo.
***
Minutos después, ambos habían caído al suelo varias veces. Kane estaba apoyado contra las cuerdas. Undertaker le cogió de las mallas del traje y le lanzó fuera del ring. Bajó detrás de él, le cogió por la cabeza y se la golpeó contra la mesa del jurado, una vez, dos veces. Kane no parecía tener fuerzas. Cuando Undertaker parecía a punto de golpearle de nuevo, Kane se zafó y golpeó la cabeza de Undertaker contra la mesa. Mientras Undertaker estaba aturdido, le lanzó de nuevo dentro del ring, donde quedó tirado en el suelo.
Kane entró en el ring. Ambos estaban de rodillas, agotados. Se lanzaron puñetazos el uno al otro, hasta que Undertaker cayó rendido de espaldas. Kane levantó el brazo para asestar otro golpe, pero le fallaron las fuerzas y se apoyó con ambas manos en el suelo. Se levantaron como pudieron, y la pelea siguió. Los dos terminaron sujetándose mutuamente por el cuello, sin poder soltar la mano del otro. Al final consiguieron separarse, conectaron un Big Boot y cayeron al suelo por el impulso del golpe. Quedaron tumbados uno al lado del otro.

El árbitró se acercó a ellos, y comenzó la cuenta de 10. Los dos se incorporaron a la vez al llegar a 7. Se miraron el uno al otro y se levantaron lentamente.

En aquel momento, cuatro hombres entraron a todo correr en el ring: Edge, Chavo Guerrero y los Edgeheads (Hawkins y Ryder). Aprovechando la debilidad de Undertaker y Kane, les golpearon con furia y les llenaron de patadas.


***
Aquello no estaba en el guión. Malditos sensacionalistas -pensó Mark-, de nuevo habían montado todo aquello sin prevenir a Glen ni a él, sólo para hacer espectáculo. Como aquel cuento de que Edge estaba enamorado de Vickey y quería casarse con ella. Todos sabían que se la follaba para que ella le hiciese favores, como quitarle a él, a Mark, el cinturón las veces que hiciese falta hasta que lo ganase Edge. No entendía cómo Vickey podía ser tan estúpida: podría ser su madre, no hacía falta tener muchas luces para darse cuenta de que lo del tal Edge era puro interés.
Miró de reojo hacia Glen; como él, se protegía de la lluvia de golpes cubriéndose la cabeza con los brazos, pero pudo ver que él también le miraba de reojo. Asintió casi imperceptiblemente, y ambos cayeron hacia atrás al unísono.
Sus atacantes saludaron triunfales al público; bien, era el momento. Mark miró a Glen y ambos se levantaron a la vez. Tenía ganas de partirle la nariz a aquel niño mono que se hacía llamar Edge.
***
Undertaker y Kane se lanzaron contra los otros cuatro, mano a mano, cubriéndose la espalda el uno al otro. Los Edgeheads fueron arrojados fuera del ring. Edge y Chavo sufrieron un Chokeslam al unísono. Levantaron los cuerpos de los dos hombres aturdidos y les hicieron a la vez el Tombstone, el golpe especial de Undertaker.

La música fúnebre de Undertaker comenzó a sonar. Los dos hermanos levantaron sus cinturones respectivos y se dirigieron juntos hacia la salida. Se giraron a la vez para mirar por encima del hombro hacia el ring, con una cara de desprecio absoluto, levantaron los cinturones de nuevo (con lo que el público enloqueció y les ovacionó) y abandonaron el recinto.

Estaban agotados y sudaban como cerdos. Se estrecharon la mano de nuevo y rieron. Ambos agradecían poder volver a ser de vez en cuando Mark y Glen.
-Vamos a por unas birras, hermano- dijo Glen-. Hoy pago yo.


4 comentarios:

El Extremeño dijo...

Gracias por dedicar la entrada ^^ ¡Me encanta cómo has planteado, no solo la narración del combate, sino lo que debería estar pasando por la cabeza de ambos luchadores mientras se peleaban! ¡Cómo molan los "hermanos de la destrucción! jeje.
Pues ya sabes, cuando quieras ver más luchamanía avísame, que tengo varios videos aún pendientes ;) jeje

Un abrazo ^^

Tata Ogg dijo...

de momento solamente me he podido leer la primera parte^^. cuando lo lea entero dare un veredicto, pero decirte de momento que molaaaaaaaaa! esta genial. le da una ambientacion bastante real.

Muchas gracias por la dedicatoria.

Psdt: el lunes quedamos en la sala de video para ver el wrestlemania???

goblinoide dijo...

Extremeño: Me alegro de que te haya gustado ^^ Me encantó cuando me contaste este combate, espero haberle hecho justicia medianamente...

Shálafi: bueno, pues esperaré a que lo puedas leer para seguir publicando, hale :P Encima de que te dedico una entrada y tú no te la lees, qué mal me parece :P
Bueno, el lunes estaré ¡¡¡libreeeeeee!!! ^^ realmente después de la depresión del examen de mañana y del de pasado mañana, podréis pedirme casi cualquier cosa, por mí encantada :P


(por cierto, si veis algún error en lo de los títulos o en el nombre de algún golpe, decídmelo, vosotros sois los expertos ^^)

Tata Ogg dijo...

es sencillamente...GENIAL!!!!!!!!!!!!!
Queria esperar a leerlo del todo porque queria poderme ver los videos despues de haberlo leido. Le da un enfoque superépico una vez leida tu historia.
Me encanta tambien la forma en la que te metes dentro de los pemnsamientos de ambos.
(A ver si pronto se te ocurren más historias de estas^^, a ver si con esto te inspiras :P)

Con respecto a o del amor de vicky-edge os dejo aqui un link para que veais que si alguien es capaz de hacer esto no siente amor por ella.

Este es el famoso tombstone que le hizo el enterrador a vickey por la cobardia de Edge. Al prinicpio del video sale Batista poniendo a ambos en su lugar, atencion a la frase que les suelta despues de mandar callar a Edge: I don´t know what the hell is going on between you two, but it make me sick.
http://www.youtube.com/watch?v=7hfDgBEZEnI&feature=related

En este otro video se ve como hasta el mas pequeño de smackdaown les canta las 40 a la parejita. Rey misterio incluso hace un homenaje al publico hablando en español y dejando todo locos a vickey y a Edge(estaban por algun lugar en el que hablan español. Edge espera al último segundo para apartarse y que el golpe le de a vickey en vez de a él. Fijaos pamien en las caritas de niño bueno que pone el rey misterio al final.
http://www.youtube.com/watch?v=9NRNu-QLpSQ

Se ve que ninguno de los dos quería hacerle daño a vickey pero no tuvieron más remedio ante las "grandes muestras de amor" que le proporcionaba Edge.